¿Por qué cerraron la Ciudad Perdida de Santa Marta?

Cada año viajan a Colombia millones de turistas con el fin de visitar los lugares más asombrosos que tiene nuestro país, no siendo la excepción, Santa Marta cae ante el lente de aquellos viajeros curiosos  -como ustedes-, que se decantan por conocer uno de los lugares más míticos del caribe colombiano la “Ciudad Perdida de Santa Marta”. Sin embargo, aunque a nuestras comunidades indígenas les agrada recibir visitas de todo el mundo, el gran tránsito de personas hacia este lugar puede hacer enfermar nuestra madre tierra.

 

Hace unos días se hizo oficial el cierre temporal de Ciudad Perdida como es costumbre cada año, lo malo fue que varios de nuestros turistas no sabían que esto podía ocurrir y mucho menos sabían “qué podían hacer entonces”. Un día mientras tomaba un break, vi llegar a varios viajeros a la agencia que seguían preguntando por este lugar y quizá no entendían por qué estaba cerrado, así que pensé que sería una buena idea contarles un poco acerca de la razón por la cual nuestra Ciudad Perdida se perderá este mes de su vista, y si les gusta podría contarles en el siguiente post lo que les recomiendo hacer mientras esperan su retorno.

 

Entonces, empecemos…

En la cuenca del río Buritaca existen dos culturas los Kogui y los Arsarios conocidos también como Wiwas. Cada año ellos suelen reunirse en el pueblo Mutanyi o en Ciudad Perdida para realizar  una “limpieza espiritual” a su territorio. Lo curioso es que cuando ellos hacen este tipo de rituales sagrados nadie, absolutamente nadie que no sea de su comunidad puede ingresar; de hacerlo, la conexión espiritual sería interrumpida y la limpieza se dañaría.

 

Quizá se pregunten, cómo estas comunidades pueden establecer esa extraña conexión con la naturaleza y pues, la respuesta es sencilla, en estas tribus indígenas existen unos líderes espirituales, conocidos como la máxima expresión de sabiduría -entre los suyos-, llamados Mamos”, a menudo se cree que estas personas poseen un conocimiento y una sabiduría sobrenatural ya que ha sido heredada por Seynekun «la Madre Tierra»  y otros dioses.

 

Pero, rebobinemos el casete; la Sierra Nevada en general está habitada por cuatro etnias milenarias: los Wiwas, Koguis, Arhuacos y Kankuamos, éstas etnias aunque diferentes están emparentadas entre sí, y se dicen llamar los hermanos mayores, ¿por qué? ellos creen haber nacido primero que nosotros a través de una madre universal por lo cual, nosotros somos sus hermanos menores. –Los primeros poseen el legado de cuidar la naturaleza, comunicarse con ella y protegerla-

 

¡Cuidar de estos lugares tan ancestrales y vitales, es una tarea muy importante para cada uno de nosotros!, de ahí a que nuestros hermanos mayores en compañía del Instituto Colombiano de Antropología  e Historia (ICANH) hayan decidido dejar descansar la Ciudad Perdida por este mes. En este Tiempo se realizarán pagamentos – ritual dónde le devolverán a la tierra lo que ha sido tomado de ella-  para la recuperación y saneamiento ambiental y cultural del territorio.

El cierre temporal será hasta el 30 de septiembre de 2017. Pero…  

No te preocupes, este mes pasará tan rápido que no lo notarás!

La Sierra Nevada de Santa Marta es uno de nuestros lugares más sagrados y es muy importante para nosotros que Seynekun no sea maltratada y que descanse de vez en cuando.

 

ciudad_perdida_35
Indígena de la Sierra Nevada de Santa Marta Ciudad Perdida-

Acercar del autor

client-photo-1
Ginna Carpio
Colombian content creator and nature lover. Born in front of the sea and with the rhythm of tropical music in my veins, with the expectation to show you through the writting why come here, enjoy and love this awesome treasure land.

Comentarios

noviembre 25, 2017
Saludos estoy interesado en una asesoría para realizar un evento internacional con brasileños y argentinos

Deja un comentario